Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos para someterse a una cirugía refractiva ocular



Consejos para someterse a una cirugía refractiva ocular

 

La cirugía refractiva tiene como finalidad eliminar los defectos refractivos oculares como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Su objetivo es modificar la graduación de nuestros ojos para eliminar la dependencia de correcciones ópticas como las gafas o las lentes de contacto.

 

Pautas a tener en cuenta

 

Para someterse a una cirugía refractiva es recomendable tener estable la graduación y realizarse un estudio preoperatorio que determine el tratamiento más adecuado para cada caso. Asimismo, es conveniente seguir los siguientes consejos, tanto de forma previa al paso por quirófano, como el día de la intervención y con posterioridad a la misma.

Antes de la cirugía

 

-Informaremos al doctor de todos los medicamentos que toma o ha tomado recientemente.

- Si está pensando en quedarse embarazada o cree que puede estarlo, es muy importante que se lo comente a su médico, ya que no es el mejor momento para someterse a esta cirugía. Tampoco durante el período de lactancia.

-Pregunte al doctor todas las dudas que le surjan.

-Se realizará un estudio totalmente personalizado para recomendarle la mejor técnica quirúrgica según sus particularidades.

 

 

El día de la cirugía 

 

- Las horas antes de la intervención, siga las instrucciones pre-operatorias que le han sido prescritas.

- No use cremas ni maquillajes, acuda con la cara lavada.

- Es preferible acudir acompañado, ya que la visión puede ser algo borrosa en las horas siguientes a la cirugía y así podrá tener ayuda a la hora de preguntar las dudas que le puedan surgir en cuanto a los cuidados post-operatorios.

- Las cirugías refractivas son rápidas y sencillas.

- Cuando llegue a casa, descanse tranquilo con los ojos cerrados y siga las instrucciones post-operatorias que le han sido prescritas.

- Puede tener ciertas molestias, sensación de cuerpo extraño y lagrimeo constante. No se preocupe, es normal.

- Puede tomar analgésicos si tiene dolor. Llame a su clínica si lo considera necesario.

- Acuda a sus citas post-operatorias.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita