Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La miopía: La epidemia del S. XXI.

En los últimos años se han duplicado los casos de miopía en España



Tres horas  diarias de exposición  solar  ayudan a prevenir la aparición de la miopía.

En los últimos 50 años, el número de personas que sufren miopía se ha duplicado en muchos lugares del mundo, como Europa y Estados Unidos. Algunas estimaciones apuntan que al final de esta década hasta un tercio de la población, es decir, 2,5 mil millones de personas, sufrirán de este defecto en la visión, a consecuencia del cual el ojo no refracta correctamente la luz, causando la visión borrosa de los objetos lejanos.

Estos datos evidencian que la miopía se postula como uno de los principales desafíos de la salud publica en el futuro. Algo así como una epidemia de miopía a nivel global.

Según el doctor Enrique Chipont, director médico y especialista en Oftalmología  de Oftálica,  "la miopía suele  aparecer durante la edad escolar y suele empeorar gradualmente hasta que el globo ocular completa su crecimiento. La causa de la miopía es el crecimiento excesivo del globo ocular , el cual se vuelve más largo de lo normal. En caso de que el ojo llegue a medir más de 26 mm, o presente más de 6 u 8 dioptrías, entonces se habla de miopía patológica". Esa miopía patológica, aumenta el riesgo de sufrir cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y maculopatía miópica y se encuentra entre las tres primeras causas de ceguera permanente en el mundo.

Pero, ¿A qué es debido el aumento tan elevado de miopía?

Dada la gravedad del problema  numerosos expertos intentan comprender las causas del auge de este defecto ocular, un incremento tan grande que no puede atribuirse únicamente a causas genéticas. Los cambios genéticos no se propagan tan rápido. Hace falta recurrir a un factor ambiental

Entonces, ¿cuál es el motivo? La cantidad de horas dedicadas a leer  asociada al aumento de tiempo pasado frente a las pantallas de ordenadores, smartphones y tablets, parecía ser una de las causas, pero no el motivo principal. Finalmente un estudio corroboró que el  factor más concluyente resultó ser una menor exposición a la luz brillante del día.

El doctor Chipont explica que, la luz solar estimula la producción de dopamina intraocular a través de las células amacrinas de la retina". La dopamina es un neurotransmisor que bloquea el alargamiento del ojo durante su desarrollo y se produce durante el día. Se estima que, si la iluminación es tenue, lo que ocurre en los ambientes de interior, su ciclo se interrumpe, lo que tiene consecuencias en el crecimiento de los ojos.

La receta para prevenir la miopía en los niños:  Tres horas diarias de luz

Los niños necesitan pasar alrededor de tres horas por día bajo niveles de luz de al menos 10.000 lux para estar protegidos contra la miopía, una cantidad de luz similar a la que recibiríamos permaneciendo bajo la sombra de un árbol en día de verano.

Tratamientos

Ante cualquiera de estos síntomas u otros que puedan estar relacionados con la incorrecta capacidad visual de los niños es necesario acudir al oftalmólogo para que valore la visión del menor. La solución a la miopía infantil es bien sencilla. Bastará con el uso de gafas o lentes de contacto graduadas en función de las dioptrías de cada niño. El oftalmólogo realizará las indicaciones pertinentes acerca de cuándo deberá colocarse el niño sus gafas. En el momento en el que el menor en edad escolar haya sido diagnosticado será necesario acudir al oftalmólogo periódicamente, por lo menos una vez al año.

 

 



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita