Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es la conjuntivitis y cómo se contagia?



¿Qué es la conjuntivitis y cómo se contagia?

I  Parte. 

Qué es la conjuntivitis y cómo se contagia

Vamos  a hablar de la conjuntivitis y lo haremos en dos post con el fin de daros una información más completa. Alguna vez nos hemos levantado por la mañana con  un color rosado o rojizo en el ojo,  molestias,  y una mayor producción de legañas. Estos signos de conjuntivitis pueden producirse en ambos ojos o sólo en uno de ellos.

 La conjuntivitis consiste en la inflamación de la conjuntiva, ese tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. La conjuntiva, que contiene pequeños vasos sanguíneos, produce una sustancia viscosa para mantener húmeda y protegida la superficie del ojo. Cuando esta membrana mucosa se inflama, los vasos sanguíneos se hacen más grandes y visibles. “si bien la conjuntivitis es una afección leve y no suele provocar daños importantes, sí es importante tomar precauciones cuando se contrae, ya que la mayor parte de los casos son contagiosos”.

¿La conjuntivitis es contagiosa?

En efecto, las conjuntivitis bacterianas, pero sobre todo las víricas, pueden propagarse con mucha facilidad, pues las  partículas víricas son capaces de sobrevivir durante semanas en superficies secas como sábanas, almohadas, toallas o utensilios del baño. En este sentido, la SEO recuerda  que las principales vías de contagio son el contacto directo con secreciones respiratorias y oculares, así como con las manos y el uso compartido de toallas para limpiarnos las manos. La infección puede ser esporádica o producirse en brotes epidémicos en centros de trabajo, escuelas, centros deportivos o piscinas.

 

¿Cuántos tipos de conjuntivitis hay?

 

La conjuntivitis vírica se produce cuando un virus, que puede ser de diferentes clases, infecta el ojo. Muchos de estos casos están asociados a infecciones de las vías respiratorias superiores o resfriados comunes. Por lo general, la infección comienza en un ojo y puede pasar al otro en los días siguientes. Se propaga fácil y rápidamente entre las personas, aunque suele ser leve y desaparece entre los siete y los catorce días, sin causar efectos a largo plazo.

 

La conjuntivitis bacteriana   está causada por la infección del ojo con bacterias como el estafilococo o el estreptococo. Es más infrecuente que los cuadros víricos. Puede contagiarse con facilidad y afectar a ambos ojos y también suele ser de carácter leve y curarse en pocos días o semanas.

 

La Conjuntivitis alérgica  sucede cuando alérgenos como la caspa de las mascotas, el polen, el moho, los cosméticos o los ácaros del polvo provocan la inflamación de la conjuntiva. Suele afectar a ambos ojos y se presenta más habitualmente en personas que sufren otras afecciones de origen alérgico, como rinitis o asma. Este tipo de conjuntivitis no es contagiosa.

 

La conjuntivitis química o irritativa está provocada por una sustancia química o un cuerpo extraño en el ojo que irritan o infectan la conjuntiva. Por ejemplo, el cloro de la piscina, el aire acondicionado o la contaminación ambiental causada por humos, gases o vapores de sustancias químicas. También el uso de lentes de contacto puede causarla, sobre todo si se duerme con ellas o no se limpian adecuadamente. Este tipo de conjuntivitis tampoco es contagiosa.

 



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita