Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SOLUCIÓN A LA CIRUGÍA REFRACTIVA PARA GRANDES MIOPES

¿Cómo es la cirugía de miopía con lente intraocular?



¿Cómo es la cirugía de miopía con lente intraocular?


Si quieres dejar de llevar gafas pero no puedes operarte con láser, opta 
por esta técnica que no produce molestias, es invisible y muy rápida.


¿Tienes miopía pero no puedes operarte con láser? Esta es la alternativa.

Si quieres dejar de llevar gafas pero no puedes operarte con láser, puedes optar por esta técnica que no produce molestias, es invisible y con una recuperación visual muy rápida.

El 50 por ciento de los pacientes que solicitan una cirugía refractiva no pueden operarse.
Es usual que personas con menos de 50 años y más de 6 dioptrías de miopía se planteen una operación para eliminar las gafas. Pero muchos de ellos, al hacerse las pruebas, descubren que no pueden someterse a la operación con láser debido a las características de su córnea (córneas delgadas y alteraciones de la forma de la córnea como el queratocono, así como alteraciones de la superficie ocular y cicatrices previas).


De hecho, el 50 por ciento de los pacientes que solicitan una cirugía refractiva, aquella que se realiza para eliminar la graduación y por lo tanto no utilizar gafas tras ello, no pueden operarse. Para estos casos, la lente intraocular (ICL) se presenta una alternativa al láser igual de rápida, pero además es reversible. 
Según el doctor Enrique Chipont, director médico y especialista en Oftalmología de Oftálica, “el láser es la técnica por excelencia que más se usa en este tipo de intervenciones. Pero no siempre es la mejor. La lente intraocular es más completa: es reversible, consigue mejores resultados y puede realizarse con independencia del estado de la córnea”.


¿Cómo es la cirugía de miopía con lente intraocular?


Se implanta una lente extremadamente fina y maleable en el interior del ojo.
La lente intraocular se trata de una técnica de corrección de la miopía que consiste en la implantación de una lente extremadamente fina y maleable en el interior del ojo. Es una cirugía que no elimina tejido alguno en el ojo, y por lo tanto, se trata de un procedimiento reversible. En esta técnica, el oftalmólogo inyecta la lente detrás del iris y por delante del cristalino, en un espacio llamado cámara posterior, donde realizará una función similar a una lente de contacto, con la ventaja de no producir molestias y de ser invisible. Esta lente no requiere ningún tipo de mantenimiento después de ser implantada y es totalmente biocompatible.

Antes de la operación, resulta necesario realizar un examen previo para poder valorar si el paciente es candidato a la cirugía con lentes intraoculares. En Oftálica cuentan con uno de los mejores equipos para este tipo de cirugía, cuyos resultados de satisfacción son del 99% de los casos.

Tipos de lentes intraoculares:
Cabe destacar que existen distintos tipos de lentes intraoculares: las lentes pseudofáquicas que se usan cuando se elimina el cristalino y las lentes fáquicas que se utilizan para corregir la graduación conservando el cristalino. El empleo de una u otra vendrá determinado por el médico, en base a cuál es la más recomendable en cada caso.


¿Cuánto dura la operación con lente intraocular?

  • La recuperación visual es muy rápida.
  • La operación dura entre 15 y 20 minutos y no requiere puntos. Habitualmente no se operan los dos ojos el mismo día. 
  • El paciente se podrá marchar a su casa sin necesidad de llevar el ojo tapado y la recuperación visual es muy rápida.

Ventajas de las lentes intraoculares:

• Material biocompatible con nuestros ojos.
• Pueden corregir un amplio rango de miopía, hipermetropía y astigmatismo.
• Visión clara y bien definida, incluso en visión nocturna.
• Cirugía reversible, si en un futuro cambiase la graduación (no es frecuente) estas lentes pueden ser retiradas y/o sustituidas.
• Es ideal en pacientes que tienen problemas de sequedad ocular o córneas finas.
• La intervención dura entre 15-20 minutos: es una cirugía ambulatoria de recuperación rápida, la mayoría de las personas pueden retomar sus actividades cotidianas en pocos días.
• Estéticamente indetectables, no se aprecian a simple vista.
• Protección contra rayos UV: su material permite crear una barrera ultravioleta al mismo tiempo que deja pasar la luz natural.



Compartir

Más información en nuestro departamento de Atención al Paciente:


Solicitar una cita